Tamales Emporio
Tamales Emporio
Tienda de tamales en linea
Restaurantes
Recetas de tamales
Prensa
Contáctanos
Tamales Emporio

Recetario por Estado
 

 

Tabasco

Como se sabe, las tres primeras expediciones a las costas mexicanas fueron la de Hernández de Córdoba, en 1517; la de Juan de Grijalva, en 1518 (quien le dio su nombre al rio), y la de Hernán Cortés, en 1519. De esta última nació la primera villa en tierras tabasqueñas y la primera fundada en territorio mexicano. Aquel día se colocó en un improvisado altar una imagen de Santa María de la Victoria, y celebró misa fray Bartolomé de Olmedo. Durante años, los piratas ingleses acosaron a tal punto a los vecinos, que éstos tuvieron que huir a un lugar más seguro y así, en 1596, se fundó la Villa de Felipe 11, nombre que fue cambiado poco despues por el de San Juan de Villahermasa, más tarde por el de San Juan Bautista y, finalmente, Villahermosa.

Situada en el centro de la llanura tabasqueña, en la margen izquierda del río Grijalva, durante mucho tiempo su única comunicación fue fluvial, ya que era imposible hacer caminos en terrenos pantanosos, y aún hoy día las carreteras no son su mejor medio de comunicación, aunque hay una que enlaza con la Panamericana. El ferrocarril ha tenido mayor éxito, pero siguen siendo las vías fluviales las preferidas, y, por supuesto, la vía aérea. No es de extrañar que Tabasco tenga la red fluvial más amplia de la República mexicana.

El estado cuenta con 115 kilómetros de litoral sobre el golfo de México, y por tierra colinda con los estados de Veracruz, Chiapas y Campeche. y al Sur, Guatemala. Su clima es cálido y la naturaleza en parte tropical y en parte selvática. Sus ríos principales son el Usumacinta y el Grijalva (donde aún viven cocodrilos), que suelen desbordarse porque las lluvias son muy abundantes, como abundantes son sus pastos. La ganadería es, por lo mismo, importante, aunque no lo es menos la agricultura. Se da plátano, palma de coco, caña de azúcar, cacao, café, ajonjolí, fríjol, arroz, naranjas, mangos y piñas (en las riberas de los ríos). La vegetación en la costa es de manglares, palmeras, amates, y en todo el territorio, chicozapote, guanacastle, primavera y bosques de maderas duras finas, como el cedro, la caoba y el palo de rosa. La pesca es abundante y tal vez, hoy por hoy, los recursos petrolíferos su riqueza principal.

En Tabasco predomina la población rural, lo que es comprensible dada la generosidad de la naturaleza, de la que el hombre aqui se antoja parte de ella, es decir, naturaleza él mismo.

Pero no por ello faltan figuras intelectuales, si bien dominan los poetas - José Gorostiza, Andrés Calcáneo, J osé Tiquet... - lo que en una tierra así tiene sentido, ya que al fin y al cabo los poetas son una exaltación del ser humano. y pienso en el tabasqueño Carlos Pellicer.

Trópico para qué me diste las manos llenas de color.
Todo lo que yo toque se llenará de sol.


Pero si hay algo verdaderamente importante en Tabasco es la arqueología, pues estamos en la tierra de los olmecas, la cultura, al parecer, más antigua del continente americano, y desde luego anterior a nuestra era.

La Venta es un sitio arqueológico en el que se descubrió, no hace mucho una ciudad, con una pirámide de planta circular, de 128 metros de diámetro y 30 de alto. Grandes bloques de piedra rectangulares, con bajorrelieves a sus lados, reproduciendo personajes, y en algunos de estos bloques, con mayor relieve, casi de bulto, alguna figura sentada que lleva en las manos un objeto, y frecuentemente un niño en los brazos.

Bajo la dirección de la arqueóloga Beatriz de la Fuente se han catalogado 246 esculturas, procedentes de diversos lugares, 84 de las cuales corresponde a Tabasco. Para bien y para mal, muchas de ellas han sido trasladadas a un museo al aire libre, llamado Parque Arqueológico de la Venta, cercano a Villahermosa. Allí reunidas pueden verse algunas cabezas colosales, de una altura aproximada de tres metros, verdaderas obras monumentales que aparte su gran interés estético, no se sabe qué otro sentido tendrían.

A lo largo de una laguna que limita el Parque Arqueológico con el Parque de Tabasco, se halla la ciudad universitaria, con sus instalaciones deportivas y su teatro, ya en la propia ciudad de Villa hermosa, donde se encuentra uno de los museos más interesantes del país, el Museo de Tabasco, que además de las importantes colecciones de piezas olmecas y mayas, recoge ejemplares de otras zonas de la República.

Lugares de Tabasco no arqueológicos y de una belleza vegetal extraordinaria pueden ser, entre otros, Ceiba, poblado de pescadores, y Paraíso. La ciudad de Cárdenas comprende la presa Netzahualcoyotl, inmenso lago de 300 kilómetros. y en el camino de Comalcalco se encuentran las ruinas de una ciudad maya, de estilo palenque, oculta en una vegetación selvática.

Tres fiestas importantes registra el calendario de Tabasco, una de ellas en el mes de junio en Cárdenas, en honor de San Antonio de Padua, con peregrinaciones diarias de los diferentes gremios, de panaderos, pescadores, barqueros, zapateros... El 3 de mayo, en Teapa,. al sur del estado y muy cerca del cerro de Coconá, donde hay una bellísima gruta y llueve todo el año, se celebra la festividad de la Santa Cruz. En Villahermosa, un divertido carnaval.

 
Diseño web & E-commerce by arrobasystem.com